full screen background image

LO QUE PODEMOS HACER JUNTOS

Cuatro amigos se reúnen en una casa para enfrentarse juntos al final. Trabajo escénico para casas y espacios domésticos.

“Dime que los buenos tendremos recompensa”, esto es lo único que estos cuatro amigos pueden reflexionar antes de prender fuego a la casa con el público dentro. “Lo que podemos hacer juntos” es una reflexión sobre el final de una etapa enfrentada desde la rabia y el sacrificio, desde el más absoluto renacimiento personal (“Cuando tienes el 80% de tu cuerpo quemado, lo mejor que puedes hacer es quemarte el 20% restante y volver a empezar”, dice el personaje de Ximena Carnevale en un momento de la representación). La obra es el capítulo primero de la Trilogía de la Casa Vacía, centrada en la sensación de pérdida que siga al abandono por desamor y que se continuará con EXIT. Este renacimiento desde el fuego toma referencias de múltiples lugares durante su proceso creativo, lo que convierte el trabajo en un formato sumamente cambiante, esquizofrénico en algunos momentos: el cine europeo, con todo lo que ese cliché impreciso conlleva a día de hoy en nuestra cabeza (la intimidad, el silencio, el plano largo, la crudeza de Michael Haneke o las reflexiones sobre la identidad o la muerte del cine de Ingmar Bergman); otro de los incentivos creativos será la música francesa e italiana de los años 60 y 70; y sobre todo, la confrontación con un espacio escénico único y personal, como es la casa del artista Pedro Okña, Villapuchero Factory, en Málaga, y que hace que la obra respire a partir de la arquitectura de un espacio doméstico. Lo que podemos hacer juntos se representó durante un periodo determinado de tiempo en Villapuchero Factory para trece espectadores por función, cuando todo se quemó no volvió a representarse nunca más.

Intérpretes: Lucas Alí, Violeta Niebla, Ximena Carnevale y Alberto Cortés
Textos: Violeta Niebla, Alberto Cortés e Ingmar Bergman
Coreografía: Ximena Carnevale y Alberto Cortés
Fotografía: Violeta Niebla
Video: 99páginas
Creación, dirección y dramaturgia: Alberto Cortés

Con la colaboración de:
Villapuchero Factory

©Violeta Niebla