full screen background image

Alberto es el Cuervo. El Niño de la Bici. El Chico del Sombrero Gigante de Verdiales. El Cowboy. El Bruto. Alberto es un par de ojos enormes y una boca abierta diciendo “por fin, por fin”. Tres actrices mordiendo el mantel de croché de una mesa camilla. Dos mujeres con el pelo anudado. Una cebolla. Toneladas de ropa volando por los aires. El salón de tu casa. Teatro en el salón de tu casa. Un quirófano para la ciudad adormecida. El primero. El chico alto de los hoyuelos. Unos ojos muy abiertos. El olfato. Quien creeen ti. El valiente. Lo Cortés no quita lo Valiente. ¿Quién es Alberto Cortés? El Valiente. Yo no soy quién para contestar a la pregunta pero a Alberto le gustan estas cosas. Yo no soy quién pero, ¿quién es Alberto Cortés? ¿Por qué me ha pedido que escriba este texto? ¿Necesita Alberto este texto? ¿Conozco a Alberto Cortés? ¿Qué sé yo de Alberto Cortés? ¿Qué no sé de Alberto Cortés? ¿Qué quiero saber de Alberto Cortés? ¿Qué necesita saber Alberto Cortés sobre Alberto Cortés?

¿Sabe buscar? ¿Sabe dónde buscar? ¿Sabe cómo buscar? ¿Sabe para qué buscar? Sin duda. Alberto lo sabe. Sea lo que sea Alberto para él mismo, para mí Alberto es El Fin del Dolor. Alberto toca lo ordinario y lo convierte en escena.

Inma Bernils